Lesiones de hombro: por qué ocurren y cómo aliviar el dolor


Lesiones de hombro: por qué ocurren y cómo aliviar el dolor

Santo Domingo. Las lesiones de hombro con frecuencia afectan a una amplia gama de personas, desde jóvenes atléticos de mediana edad hasta ancianos. Este tipo de lesiones tienden a manifestarse en los músculos ubicados entre los huesos del hombro.

Una forma es una irritación que se siente como un pellizco, llamada pinzamiento, y la otra implica daño en el manguito de los rotadores. Estos problemas pueden aparecer juntos o por separado. En algunos casos, el deterioro del manguito rotador es un resultado de un impacto directo.

El interior del hombro

El hombro es la parte más móvil del cuerpo humano. Se compone de estructuras complejas que involucran varios huesos y tejidos blandos, como ligamentos, tendones y músculos, que trabajan de forma coordinada para producir los movimientos necesarios en nuestra vida cotidiana.

Sin embargo, estos movimientos están vinculados a la estabilidad. Debido a esto, las actividades laborales o deportivas que requieren esfuerzo de los hombros pueden provocar lesiones, especialmente cuando las personas se estiran demasiado o cargan más peso del que deberían.

¿Qué es el pinzamiento?

En términos simples, el pinzamiento es una lesión de los músculos del área del hombro.

Por lo general, los huesos de todo el cuerpo están rodeados de músculos. Sin embargo, en la región del hombro el músculo y los tendones están rodeados de hueso. El manguito rotador está entre el hueso del brazo y la parte superior del hombro (acromion). Esta disposición única de músculo y tendón entre los huesos contribuye al desarrollo del síndrome de pinzamiento (bursitis del hombro, tendinitis del manguito rotador).

Cuando se lesiona el manguito de los rotadores, se hincha de manera similar a como lo hace un tobillo cuando tiene un esguince. Debido a que el manguito de los rotadores está rodeado de hueso, su hinchazón hace que aumente la presión dentro del tendón, lo que resulta en compresión y reducción del flujo sanguíneo en los capilares, o pequeños vasos sanguíneos.

A medida que el tejido se hincha, puede aparecer un dolor similar al dolor de muelas: el dolor empeora al realizar movimientos. Este dolor también puede indicar una lesión más grave en el manguito de los rotadores, como una pequeña rotura u orificio en el tendón (lo que se conoce como una rotura del manguito de los rotadores).

¿Cómo aliviar el dolor?

Según Gregory Gilot, especialista en artroscopia de hombro y trastornos del manguito rotador de la Cleveland Clinic, el estiramiento puede mejorar los mecanismos del hombro para que el paciente no sienta dolor.

“La postura es clave, sentarse erguido reduce el impacto porque mantener la espalda recta y los hombros hacia atrás crea un espacio debajo de la clavícula que permite el movimiento del manguito rotador. Si va a dormir de lado, le recomendamos que use una almohada del tamaño adecuado y no coloque el brazo debajo de ella”, explicó el especialista.
¿Cómo se trata el pinzamiento del hombro?

Los tratamientos para esta afección incluyen hielo, medicamentos antiinflamatorios de venta libre y un programa organizado de fisioterapia.

El tratamiento más importante para el síndrome de pinzamiento es la fisioterapia. En la mayoría de los casos, el paciente solo necesita una visita al fisioterapeuta para aprender cómo hacer fisioterapia en el hogar. Se debe aplicar hielo en el hombro durante 20 minutos una o dos veces al día.

Si el médico lo aprueba, algunos pacientes encuentran que los medicamentos antiinflamatorios como ibuprofeno o naproxeno son útiles para aliviar el dolor. Para casos más severos, puede ser necesario un medicamento antiinflamatorio recetado más fuerte. En casos de dolor intenso, una inyección de cortisona puede ayudar a reducir los síntomas.

Si el paciente todavía tiene síntomas después de estos tratamientos, puede ser necesaria una resonancia magnética para descartar una ruptura del manguito rotador. Además, si el paciente rasga el manguito de los rotadores, es posible que se requiera cirugía.

Al experimentar este tipo de dolor, es mejor visitar un especialista en ortopedia para que la afección se diagnostique correctamente y se determine el mejor curso de tratamiento, que puede ir desde la fisioterapia hasta la cirugía.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.