Bonyé: un maná cultural de todos

(( La fiesta musical más popular en la Zona Colonial, inició con un grupo de amigos que se reunían a tocar y a beber los domingos. Desde que recibieron el apoyo del Ministerio de Cultura, Félix Báez, Néstor Sánchez, Chino Méndez, Franklyn Soto y Roberto Bobadilla, son los protagonistas de la parranda.

Por Francis de la Cruz.

Cuando el reloj marca las cinco de la tarde, y el calendario indica que es domingo, Las Ruinas de San Francisco se convierten en el espacio ideal para bailar y compartir sanamente, en una trilogía cultural, moral y de buenas costumbres.

Sus desniveladas calles no impiden que la siguiente media hora, comience a ser poblada por cientos de sillas blancas, que se colocan ordenadamente en los alrededores de las paredes de piedras, que han sido testigo de tantos momentos históricos.

El flujo de mujeres, niños y hombres de todas las nacionalidades se adueña del lugar, y con ello sus cómodas vestimentas, en su mayoría de zapatos bajitos, t-shirt, pantalones, faldas cortas y vestidos, permitiéndoles a todos estar como desean, sin miedo a ser juzgados.

Con el escenario ya listo, y la banda Bonyé en su posición, a las seis de la tarde el Son se adueña del ambiente, convirtiéndose en su hijo favorito, la Salsa en su joven novia y el Merengue Tradicional en su amante.

Las parejas de baile parecen salir de un concurso de coreografías profesionales, mientras otros deciden hacerlo como les sale en el momento, sintiéndose libres y felices de su cultura.

Frente a Echoes Café podría decirse que se encuentra la mejor vista del espectáculo al aire libre, puesto que además de ver de frente la banda tocar, se puede entrar de a momentos y consumir una que otra bebida.

La buena onda se adueña de las personas, y pese a que casi todo el mundo consume alcohol, nunca ha habido problemas mayores, así lo comenta Pachico Tejada, periodista y fiel partícipe del festejo dominical.

A las ocho de la noche la canción Quisqueya se convierte en una alabanza a la dominicanidad, cantada por el público asistente y dirigida por Néstor Sánchez.

La Bandera Nacional saca a relucir el lado patriótico de los presentes, a través de segmentos musicales, en homenaje a ese símbolo patrio que se encuentra ondeando en una logia que está cerca de la Ruina. Todas las miradas se posan en ese bello pendón tricolor, mientras mencionan los héroes nacionales desde Juan Pablo Duarte hasta Francisco Caamaño, y gritando ¡Presente!

El broche de oro es colocado con Los Algodones, un merengue clásico que ha hecho historia, interpretado por el Grupo Bonyé.

Las escaleras, gramas, sillas, y hasta banquitos que muchos llevan, se transforman en los asientos temporales para poder disfrutar las cinco horas de Bonyé entre bailes, risas y bebidas.

El pasado domingo 3 de mayo del año en curso, a las 9:54 de la noche, “los protagonistas de la parranda”, realizaron un homenaje al inmortal Luis Díaz, al ritmo de la canción “El Guardia del Arsenal”, y luego “Mi Jaragual” a las 10:03 de la noche, de Ismael Ribera.

Y aunque está estipulado que sea a las 10:00 de la noche la finalización del evento, los vientos del gozo y el disfrute la extendieron hasta las 10:12 con “Todo Me Gusta de Ti” de Jerry Legrand, dejando a todos con ganas de más y una posterior invitación a continuar la rumba en el Rinconcito Don Guillermo o La Piedra, dos centros de bebidas y baile famosos en el lugar.




Inicio. A las cinco de la tarde se elevan las ruinas coloniales a su máxima expresión con el preludio de la fiesta Bonyé

Baile. Desde que ponen a tocar la música grabada, antes de empezar Bonyé, todos los visitantes inician el disfrute

       Lugar. El bar - restaurante "La Piedra", posee una linda vista desde la azotea, para todos los que deseen pasarla con       menos calor y más comodidad

       Recuerdos. Muchos artistas pasan a cantar por el grupo músico cultural antes de fallecer, por ejemplo Francis Santana quien cantó ahí las últimas veces, poco antes de morir


Energía. El público se deja contagiar del disfrute que brinda la música, mientras improvisan bailes en conjunto

        Rincón. El famoso Rinconcito de Don Guillermo, se ha convertido con los años en el lugar obligado para visitar, mientras buscan refrescar el calor



No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.