Quiero todo contigo


Por Francis de la Cruz.


Somos libre de tomarnos de las manos. De caminar despacio mientras nos reímos a carcajadas.

Podemos cantar si queremos, bailar como nos plazca y beber alcohol hasta el amanecer.

Sus piernas siempre están dispuestas a recibirme, soportando mi peso sin dificultad.

Nuestros olores juntos son un perfume exquisito de placeres y canciones románticas.

Quiero su compañía, más de lo que debería. Quiero sus manos complementando mi delgada cintura. Quiero su mirada fija a mi boca, quiero su deseo.

Su voz ronca acariciando mi pelo, mis manos, mis piernas.

Su cabellera riza y suave. Su sonrisa dulce. Sus manos delicadas. Su mirada detrás de esos ojos marrones.

No es difícil sentir la felicidad abrazarme cuando escucho sus pasos. Cuando me aprieta de espalda y siento su emoción de verme.

Con él, acostumbrarse a lo bueno no es difícil. Con él, todo es sinónimo de sentir y pasión.

Fuego, dulce, canción, poesía, ducha, cena, vino.



No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.