Madres con estilo

Por Francis de la Cruz.

Lucir ropa ancha y sin forma no es una opción para las madres embarazadas de este tiempo. Y es que son muchas las combinaciones vanguardistas y modernas que pueden usar durante la gestación y luego de ella.

Poder conjugar la comodidad con las tendencias es el objetivo principal, que a través de piezas fluidas, colores cítricos o estampados florales la harán lucir hermosas para la temporada.

“Una excelente opción es utilizar los caftanes o blusas tipo años 70, vestidos en corte imperial, maxi vestidos y túnicas hippie chic con mezcla de estampados animal y floral, pero ojo siempre en telas holgadas”, manifiesta Enyer Díaz, estilista editorial y consultor de imagen.

Los colores y las formas son los protagonistas, y si la textura es trasparente –dice Díaz- podrá lucir en un tono más romántico y fresco, aparte que si le agregan un toque de reminiscencia, ayudaría a un look más elegante.

Bella y glamurosa en todo momento
No convencional

Para el experto, las texturas en tops son ideales, ya que la mujer está experimentando un cambio drástico en su cuerpo y necesita estar cómoda y lista para poder realizar cualquier actividad.

"Un ejemplo simple son las camisas Flowy (que es una tela sencilla playera de escote abierto), acompañándolo con pantalones en telas casuales y con pretinas en la cintura que sean tobilleras para los primeros meses de embarazo", explica el fashionista Díaz.

Por otro lado -añade- los pantalones palazzos son excelentes para ambarazadas, ya que este tipo de prenda ayuda a proporcionar la figura.

El truco es la forma de las piezas, el tipo de textil, los colores y estampados que posee cada prenda, porque para las embarazadas no es una opción quedarse en lo monocromático, que son los colores del gris al marrón.
Asimismo usar colores pasteles es una idea fresca y delicada y es que durante el verano las futuras madres necesitarán prendas cómodas y ligeras.

Ropa de trabajo


Es común ver mujeres que durante su embarazo siguen asistiendo a sus respectivos trabajos, y por lo regular no logran estar a par con las tendencias. Para esas futuras madres, algunas recomendaciones es usar las populares faldas midi (esas que van por encima de la panza).

“También están los vestidos lady like con corte tipo A, utilizado con un blazer y calzado al ras del suelo”, revela Díaz.


No importa que use prendas ajustadas
Todo depende de la tipología de cuerpo y así mismo ocurre con la colorimetría, ósea el tono de piel.

Para el experto, es preciso citar el caso de las líneas o rayas, así como también el look de alto contraste más bien el blanco y negro, ópticamente hablando esas tendencias no les favorecería igual a una embarazada que a una que no lo esté, ya que esto puede de que desproporcione su figura.

En cuanto a forma, para las embarazadas no es bueno que opten piezas súper ajustadas ya que no son nada cómodas y no contribuyen a la silueta.


Errores al vestir

Cuando se está embarazada se debe sacar provecho a la parte más estrecha del cuerpo para hacer ver que está separada, dicha zona es la que está debajo del busto.


“Un error muy común es usar piezas súper ajustadas para disimular el busto, y asimismo la implementación excesiva de ropa que se estiran, ya que este tipo de textil adopta la forma del cuerpo en sí, y hacen que se vean amorfas”, comenta el experto.

Y como la moda es sinónimo de libertad, para aquellas que quieran mostrar su pancita, pues hágalo. El estilista manifiesta que solo hay que saber que blusa usar, cómo y dónde hacerlo.

Por otro lado, para las que prefieran la tendencia de lo trasparente –dice- están las piezas en chiffon, gasas y demás derivados, que son muy acertadas, y puede si quieres, hacerte lucir sexi durante el embarazo.

La estrategia fundamental esta en utilizar la trasparencia en ciertas partes del cuerpo, lo cual ayuda a un look más romántico y etéreo, así como sofisticado, que te permite mostrar la “pancita” de una manera inteligente.

Gorditas y bonitas

Las libritas de más luego del embarazo es algo normal, por lo cual no hay que sentirse mal ni estresado de tenerlas.

“Si eres joven y sensual, después del embarazo puedes sacarle provecho a tus piernas, usando piezas largas con aberturas en medio, no limitar la creatividad con tu ropa de embarazada que dejaste atrás, las llamadas “over size”, ya que no estás en gestación te van a quedar a la medida”, comenta Díaz.

Los leggins salvan cualquier atuendo

También publicado en el Listín Diario.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.